🎁 Covers for masks FOR FREE for every 2 t-shirts! 🎁
0

alveo

4
I am 114 years

25148 designs voted
438 comments left
user since 04-10-2016

Donde estn nuestras amigas bisexuales? Sobre bifobia y amistad

by alveo in In actuality
7 by December by 2019 12:21:36

0 0
A pesar de sufrir altos niveles de violencia, por encima incluso de otras orientaciones sexuales disidentes (gays, lesbianas), las personas bisexuales apenas tenemos vnculos de amistad con otras personas bisexuales. Si la alianza de la amistad es uno de los pilares ms importantes a la hora de luchar contra la cisheteronorma, por qu no nos hemos juntado?

El ao pasado hubo un periodo de varios meses en los que algunas de mis amigas ms cercanas y yo nos veamos constantemente en manifestaciones, charlas y otros eventos relacionados con el activismo, pero nos costaba horrores encontrar un hueco para tomar un caf y contarnos qu tal nos iba la vida. Entonces surgi una broma que estiramos hasta lo inestirable porque, la verdad, nos pareca graciossima, aunque probablemente pierda toda la gracia al explicarla: si llegara el da en que se acabaran todas las opresiones, ya no tendramos nada de lo que hablar ni manera de relacionarnos y nuestra amistad quedara obsoleta. Nos imaginbamos a todas sentadas en torno a una mesa camilla, con una mantita y ts, sumidas en un incmodo silencio sin saber qu decir mientras el mundo celebraba la paz mundial.
Por muy divertida que nos pareciera esta imagen, lo cierto es que tiene una base de realidad: los grupos de amistades suelen tener en comn circunstancias estructurales, opresiones o privilegios. Hace poco le un artculo publicado en 20061 de M. Paz Galupo, profesora en la Universidad de Towson que ha realizado investigaciones sobre las amistades en el colectivo LGTBIQA+ (dentro de un contexto occidental) que muestran la tendencia, dentro de dicho colectivo, a construir vnculos con personas del mismo gnero, raza [sic] u orientacin sexual. Leyendo este artculo ca en la parte ms dura de esta broma: nuestra amistad est marcada, en sus propias palabras, "en parte por el heterosexismo y la homofobia [sic] dominantes". Si todo esto no existiera, nos habramos hecho amigas?
Sin embargo, Galupo encontr una excepcin. Una excepcin que, a pesar de serlo, apenas ha sido estudiada y mucho menos visibilizada, y que a m me dej planchada al leerlo: las personas bisexuales apenas tenemos vnculos de amistad con otras personas bisexuales. La mayora de la gente de la que nos hacemos amigas se nombran como homo/heterosexuales, especialmente estas ltimas. Por qu? Dnde estamos las bisexuales? Teniendo en cuenta que, en trminos de orientacin sexual, tenemos las tasas ms altas de violencia sexual, de violencia en pareja (incluida la violencia de gnero), de riesgo de sufrir depresin o ansiedad por qu no nos hemos juntado?

Las personas bisexuales apenas tenemos vnculos de amistad con otras personas bisexuales

Otra autora y activista bisexual a la que admiro, Shiri Eisner, menciona en su libro Bi: Notes for a bisexual revolution un estudio publicado en 2011 en Estados Unidos2 que recoga la frecuencia de angustia mental ("mental distress") de mujeres lesbianas y bis en reas rurales y urbanas. Ambos colectivos muestran niveles similares en el entorno rural, pero al estudiar zonas urbanas, los de las lesbianas "se reducen significativamente, mientras que los de las bis prcticamente se duplican". Una de las razones principales tiene mucho que ver con los estudios de Galupo: en las ciudades existen comunidades LG que acogen, validan y empoderan, haciendo de colchn y refugio frente a las violencias derivadas de la cisheteronorma. Sin embargo, apenas existen en el estado espaol comunidades o colectivos bisexuales, y los que hay se han formado muy tardamente, careciendo a da de hoy de la afluencia, la cohesin y el amplio discurso poltico que tienen otros colectivos con ms recorrido histrico.
Lo cierto es que les bisexuales siempre hemos estado ah: en nuestros grupos de amigues heteros, bolleras, maricas. Pero estas amistades han estado condicionadas, en parte, por nuestras prcticas. En un encuentro Bi-Bollo que organic con algunas compaeras el ao pasado en Madrid, varias chicas/es bisexuales contaban que en sus entornos cercanos el trato cambiaba significativamente en funcin del gnero de la pareja con la que estuvieran. Esta historia se repite una y otra vez, y Galupo la recoge en el mencionado artculo: en amistades entre chicas bis y heteros, una dinmica muy extendida es omitir el hecho de que las bis son, precisamente, bis, y centrarse en todo lo que se tiene "en comn", creando una imagen falsa de heterosexualidad compartida, traducida al final en un armario translcido. Y aunque no he encontrado an estadsticas parecidas respecto a las amistades bi-bolleras, en aquel encuentro qued claro que se da una dinmica parecida y a veces ms difcil de encajar por venir de un colectivo con el que se comparten tantas violencias: si ests con un to es que tan disidente no sers. Todo esto, adems, normalmente marcado por una visin binarista del gnero y dejando a un lado una vez ms a las identidades no binarias.
En entornos cercanos, no es raro que el trato cambie en funcin del gnero de la pareja que tengamos

Y ahora, el misterio de Cuarto Milenio: si las bisexuales no estamos juntas, pero a su vez las heteros y bolleras se rodean principalmente de heteros y bolleras, dnde estamos, entonces? Muchas de nosotras, nosotres, metidas en armarios. Desde que me nombr abiertamente como bisexual, no son pocas las amigas (y compaeras, conocidas o personas con las que he compartido dos cervezas) que me han confesado que ellas tambin son bisexuales aunque gran parte de su entorno no lo sabe. La mayora de ellas se nombraban heterosexuales, pero algunas se nombraban lesbianas. Varias han dejado de nombrarse, simplemente. Porque nuestra "transicin" a nombrarnos bisexuales muchas veces es, simplemente, la omisin: no concretar, no situarnos en ningn lado. Y esto significa, muchas veces, ocultar (de forma ms o menos consciente) una parte de quienes somos, cercenar parte de nuestra identidad sin dejarla crecer, florecer, sin compartirla con quienes ms queremos: nuestras amigas.
Lo bonito? En comunidades donde otras opresiones son tan fuertes que sobrepasan o se funden con la bifobia, a las que no pertenezco por mis privilegios (soy blanca, cis, sin diversidad funcional): que el concepto de disidencia sexual puede resultar mucho ms amplio y menos divisorio, demostrando una vez ms que ni una sola violencia estructural caer si no caen todas. En mi entorno: que hablar de bifobia nos ha hecho, a mis amigas y a m, acercarnos y cuidarnos ms y mejor. Crear la verdadera alianza bihetero, la verdadera alianza bibollo: dejar de omitir las partes inconvenientes, incmodas de nuestra amalgama de vivencias y deseos y dolores y ponerlas desnudas sobre la mesa, sealando cariosamente los privilegios y dando espacio a las preguntas cuidadosas sin miedo a ofender, para poder convertir ese unas/otras en un nosotras diverso. Y, por favor, estando atentas a nuestro lenguaje cuando hablemos de disidencia afectiva/sexual, y no slo respecto a la bisexualidad sino tambin considerando disidencias an ms invisibilizadas como la asexualidad - porque es posible que nuestras palabras condicionen la decisin de un ser querido de salir del armario con nosotres, o de seguir escondindose en l. Los armarios estn llenos de bisexuales y la amistad es la patada ms fuerte que se puede dar a la puerta para destrozarla y no volver dentro nunca ms.

RELATED ARTICLES

see all


Vuelve sense8

by alveo in In actuality

0
0

Somos sur

by alveo in Music Videos

0
0

Fracaso rotundo del referndum para prohibir constitucionalmente el matrimonio igualitario en Rumana

by alveo in In actuality

2
0

COMMENTS

comment
You must be logged in to comment
PAMPLING T-shirts
This offer ends in..
HOR MIN SEC

go to store