🔥 SAAAAALE || All T-shirts from 7.99 and up to 60% discount on the entire website ✨
Cart

Subtotal

0,00€

avomega

My name is Susan
I’m auxiliar de clinica y profesora de jardin de infancia
articulos relacionados con auto ayuda y cuentos infantiles para nios

4093 designs voted
373 comments left
user since 16-01-2022

La Cenicienta

by avomega in Personal
1 by July by 2022 00:36:10

0 0
Hubo una vez una joven muy bella que no tena padres, sino madrastra, una viuda impertinente con dos hijas a cual ms fea. Era ella quien haca los trabajos ms duros de la casa y como sus vestidos estaban siempre tan manchados de ceniza, todos la llamaban Cenicienta.
Un da el Rey de aquel pas anunci que iba a dar una gran fiesta a la que invitaba a todas las jvenes casaderas del reino.
- T Cenicienta, no irs -dijo la madrastra-. Te quedars en casa fregando el suelo y preparando la cena para cuando volvamos.
Lleg el da del baile y Cenicienta apesadumbrada vio partir a sus hermanastras hacia el Palacio Real. Cuando se encontr sola en la cocina no pudo reprimir sus sollozos.
- Por qu ser tan desgraciada? -exclam-. De pronto se le apareci su Hada Madrina.
- No te preocupes -exclam el Hada-. Tu tambin podrs ir al baile, pero con una condicin, que cuando el reloj de Palacio d las doce campanadas tendrs que regresar sin falta. Y tocndola con su varita mgica la transform en una maravillosa joven.

La llegada de Cenicienta al Palacio caus honda admiracin. Al entrar en la sala de baile, el Rey qued tan prendado de su belleza que bail con ella toda la noche. Sus hermanastras no la reconocieron y se preguntaban quin sera aquella joven.
En medio de tanta felicidad Cenicienta oy sonar en el reloj de Palacio las doce.
- Oh, Dios mo! Tengo que irme! -exclam-.




Como una exhalacin atraves el saln y baj la escalinata perdiendo en su huda un zapato, que el Rey recogi asombrado.
Para encontrar a la bella joven, el Rey ide un plan. Se casara con aquella que pudiera calzarse el zapato. Envi a sus heraldos a recorrer todo el Reino. Las doncellas se lo probaban en vano, pues no haba ni una a quien le fuera bien el zapatito.
Al fin llegaron a casa de Cenicienta, y claro est que sus hermanastras no pudieron calzar el zapato, pero cuando se lo puso Cenicienta vieron con estupor que le estaba perfecto.
Y as sucedi que el Prncipe se cas con la joven y vivieron muy felices.

RELATED ARTICLES

see all


EL BURRITO DESCONTENTO

by avomega in Personal

0
0

La gitanilla

by avomega in Personal

6
0

El dragn de Wawel

by avomega in Personal

0
0

COMMENTS

comment
You must be logged in to comment
PAMPLING T-shirts
: :
HOR MIN SEC

go to store