PAMPLING.com
👕 4 T-shirts for 40 + FREE SHIPPING 👕
0

alveo

4
I am 114 years

26535 designs voted
438 comments left
user since 04-10-2016

Armarios y miedos que sellan el encierro

by alveo in In actuality
1 by May by 2020 12:09:38

1 0
Las personas LGTBQI+ se enfrentan a distintas formas de violencia que pueden verse agravadas por la crisis sociosanitaria de la Covid-19.

Los datos evidencian lo que algunas niegan: la poblacin LGTBQI+ sigue enfrentndose a situaciones de vulnerabilidad en su da a da que no afronta la poblacin cis y heterosexual. Desde que la Federacin Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) puso en marcha la lnea de atencin arcoris, el 19 de marzo, han recibido en torno a 10 solicitudes de apoyo cada da. Una de las principales peticiones, el apoyo emocional.

El confinamiento est provocando salidas del armario complicadas para muchos jvenes en pleno proceso de aceptacin de su orientacin sexual, que estn viviendo conflictos en su entorno familiar. El regreso al hogar para muchas personas LGTBQI+ supone poner sobre la mesa grandes problemas sin resolver con sus familiares. ngela Cceres, de The Safo Space, asegura que la negacin de nuestras identidades, la violencia o la ridiculizacin de nuestras experiencias y emociones por parte de cualquiera de las personas de nuestra familia y entorno tienen efectos devastadores. Si volver a casa significa volver a armarizarse es muy probable que volvamos a revivir un trauma por el que ya hemos pasado: Adems, si volver con nuestras familias supone colocarnos en un lugar de vulnerabilidad, esto aade un peligro extra a todas las consecuencias que ya enfrentamos ante la incertidumbre de la pandemia. Es decir, que estamos expuestas a dos virus y, por tanto, la probabilidad de que haya consecuencias a posteriori son mayores. El desarrollo de traumas tambin tiene que ver con cmo se encuentra la cuerpa cuando aparece una situacin estresante y, en el caso de cuerpos disidentes, es difcil encontrar a menudo un modo de seguridad.

Qu sirve para protegernos? Lo que sirve siempre: las redes de apoyo. Aqu las feministas llevamos ya mucho curro, dice Cceres. Ante estos sucesos de violencia y negacin, habr que tirar de nuestras redes, que nos validan, reconocen y que nos sostienen. Adems, tenemos que poder reconocernos toda la rabia, impotencia y miedo que tenemos. Haizea (nombre ficticio) se reconoce en esas emociones: rabia, impotencia y miedo. Ha tenido que volver a casa de su padre para pasar la cuarentena y se lo est poniendo difcil: No para de hacer comentarios lesbfobos. Adems, la relacin con su hermano, unos aos mayor que ella, es tambin muy complicada. Ella pasa el da en su habitacin. Est entretenida viendo series, leyendo y chateado con sus amigas. Eso s, no ve el momento de poder volver al piso que comparte con algunas compaeras de Universidad: Volv a casa porque me asust con las noticias y no quera estar sola, pero si lo llego a saber, no vuelvo aqu ni de coa. Es horrible.

En el caso de las mujeres lesbianas, el confinamiento puede agravar, en algunos casos, la invisibilidad a la que estamos condenadas: Algunas mujeres lesbianas siguen sin ser visibles en sus espacios de trabajo. El confinamiento agrava la presin emocional de tener que ocultar tu vida privada. Hay mujeres lesbianas, que tienen hijos con otra mujer, pero lo ocultan en su trabajo, aseguran desde la FELGTB. Ahora que nuestra vida se reduce a una ruta cerrada entre nuestras casas y el trabajo, ocultar con quin vives puede ser ms complicado. Ahora que, probablemente, preguntemos mucho ms por nuestra respectivas familias, los silencios se vuelven todava ms incmodos.

Acceso a los tratamientos

Un grupo de profesores y profesoras de la Universitat de Barcelona, la Universidad Rey Juan Carlos, la Universitat Autnoma de Barcelona y la Universidad Complutense de Madrid han puesto en marcha un estudio que pretende ver cmo el estado de alarma influye en el bienestar psicosocial de la comunidad LGTBQI+. Los datos que han recogido hasta el momento revelan que el el 60% de las personas entrevistadas, en algn momento, han vivido situaciones de discriminacin en el barrio o casa a la que ha tenido que trasladarse. Han aumentado las discusiones con las personas ms cercanas y un 12% asegura haber roto con sus parejas durante el confinamiento. El 9% no se siente el apoyo de compaero o compaera. El estudio quiere analizar tambin los patrones de movilidad y qu consecuencias tiene la falta de apoyos y de redes. Adems, buscan observar qu pasa con el acceso a ciertos tratamientos bsicos, cmo han cambiado nuestras formas de relacionarnos o qu est pasando con el consumo de diferentes sustancias ilegales: Los datos nos dicen que la poblacin LGTBQI+ cuenta con una serie de factores de riesgo asociados en diferentes mbitos de su vida. Por ejemplo, en cuanto al consumo, en algunas ocasiones, cuando no hay una red de apoyo fuerte, cuando hay una discriminacin continuada, el consumo suele ser mayor, dice Miguel ngel Lpez Saz, de la Universidad Rey Juan Carlos y Lucas Platero, de la Universidad Autnoma de Barcelona.

El estudio, que sigue abierto, est arrojando ya datos interesantes para el anlisis en sta lnea. De las ms de 2000 personas encuestas, el 7% expresa haber tenido problemas en el acceso a sus tratamientos hormonales o relacionados con la salud sexual (prep, pep, retrovirales). En algunos casos, han decidido acceder al tratamiento de forma no oficial o han cambiado de modelo. Por ejemplo, pasar de inyectarse testosterona a utilizar la versin en gel. La Lnea Arcoris, de atencin telefnica, tambin est resolviendo dudas sobre el acceso a los tratamientos hormonales o a los retrovirales. Debido al estado de alarma, y slo en algunas comunidades autnomas, se puede acceder a los tratamientos en las farmacias sin necesidad de visitar un centro hospitalario. Desde la FELGTB estn trabajando en un mapeo de la situacin en todo el pas.

Sexo y drogas

El estudio arroja que el consumo de las mal llamadas drogas blancas, alcohol y tabaco, ha aumentado un 7%. El dato choca con las cifras oficiales. Segn la agencia de noticias SINC, la poblacin general aument un 50% el consumo de alcohol durante la tercera semana de confinamiento. En el caso de las personas LGTBQI+, el consumo de drogas ilegalizadas, sin embargo, se ha visto reducido y esto ha ocasionado alteraciones de sueo, ansiedad, irritabilidad y cambios en los estados de nimo. El uso de drogas o sustancias durante el sexo tambin se ha visto mermado radicalmente, pero los encuentros sexuales se mantienen a pesar del confinamiento, aunque el uso de de redes sociales para ligar se ha reducido un 10%. El 30% de las personas encuestadas sigue manteniendo encuentros fsicos para tener sexo. Es el caso de Marta, que vive en la misma ciudad que su novia. Tienen cuidado, pero se estn viendo con cierta asiduidad. Marta tiene un permiso para ir al trabajo, que aprovecha como salvoconducto para visitar a su novia, que vive con ms gente. Lo consultaron con sus compaeras de piso y ninguna puso pegas: Igual es irresponsable, pero para mi salud es mucho peor no verla. Esa pequea transgresin les da mucho morbo y confiesa que durante el confinamiento ha aumentado su deseo y han mejorado sus relaciones sexuales. Tener que vernos a escondidas, nos excita, cuenta entre emoticonos de risa.

El telfono no para de sonar. Algunas solicitan tambin apoyo ante el acoso en redes o muestran depresin y angustia derivada de la ausencia de una situacin laboral estable. La lnea atiende tambin a personas con una situacin emocional inestable debido, por ejemplo, a la ausencia de participacin en grupos de apoyo. La violencia intragnero se ve agravada tambin durante el confinamiento. Begoa Gallego, polica y representante de LGTBIpol, ha asegurado en una nota de prensa que en un mes, le han llegado cuatro casos, los mismos que suelen llegar en todo un ao. Esto no significa, segn sus palabras, que se estn dando ms casos de violencia intragnero, sino que los existentes solicitan ms ayuda a la polica o a las entidades LGTBI porque no tienen la opcin de marcharse de casa para evitar las situaciones de riesgo

La rabia y desconsuelo se evidencian tambin ahora, ante la falta de recursos disponibles para apoyar salidas del armario de manera presencial. Adems, las dudas administrativas se suceden tambin al otro lado del telfono: mujeres que se iban a casar para facilitar la filiacin de sus hijos y no han podido hacerlo porque el registro no lo considera prioritario o informacin sobre la gestin de trmites y recursos para poblacin migrante. Las personas trans reclaman informacin sobre alojamiento y servicios de salud y hay quien solicita recursos para obtener comida a domicilio.

Simona (nombre ficticio) tuvo que salir huyendo hace un ao de su pas por su activismo como lesbiana feminista. Ahora forma parte de un programa de acogida y est viviendo la cuarentena en la habitacin de un refugio con su pareja y sus dos criaturas, de 2 y 11 aos: Slo salimos a comprar comida y para ir al bao, que compartimos con el resto de los usuarios del centro. Estamos intentando no perder el enfoque, aunque estamos desenfocadas muchas veces. Mis hijos circulan entre un mvil y un colchn sobre el suelo donde juegan ratos. El mayor est intentando, adems, cumplir con el montn de tareas escolares. Estamos cansadas de comer la misma comida, con el mismo sabor de comida procesada y empacada. Jugando a ser fuertes.

Autora: Andrea Momoitio para Pikara Megazine

RELATED ARTICLES

see all


Dictado auto de prisin para el lder del Pilla-Pilla, el grupsculo que intent reproducir en Catalua la operativa homfoba de los neonazis rusos

by alveo in In actuality

0
0

En un decepcionante fallo de su Tribunal Superior de Justicia, Kenia mantiene vigente la criminalizacin de las relaciones homosexuales

by alveo in In actuality

2
0

California aprueba una ley que proteger a las personas LGTB en centros y residencias de mayores

by alveo in In actuality

1
0

COMMENTS

comment
Miraflores - 5 by May by 2020, 21:26
Qu mal
0
You must be logged in to comment
PAMPLING T-shirts
This offer ends in..
HOR MIN SEC

go to store